Deena Abdelwahed, de las Nuits Sonores al Sónar

JUDAS COMPANION | La música tunecina Deena Abdelwahed, sin máscara
JUDAS COMPANION | La música tunecina Deena Abdelwahed, sin máscara

VICENÇ BATALLA. La figura electrónica, árabe y militante queer de Deena Abdelwahed ilumina y empodera tanto las Nuits Sonores lionesas como el Sónar barcelonés. La primera etapa es del 28 de mayo al 2 de junio en Lyon en la decimoséptima edición del festival de sonidos tecnológicos y comprometidos francés, que cuenta con una nutrida representación de mujeres abanderadas de este tipo de actitud, procedentes de los cuatro continentes y de los más diversos registros: Peggy Gou, Lena Willikens, Kelly Lee Owens, Marie Davidson o Charlotte Gainsbourg. Las acompañan otros precursores de la conexión afroamericana y los ritmos cibernéticos: Tony Allen & Jeff Mills, Model 500 (Juan Atkins), Richie Hawtin, James Blake, The Comet Is Coming (Shabaka Hutchings), veteranos como Nitzer Ebb y nuevas voces hexagonales como Flavien Berger. Una programación ambiciosa, proteiforme y desplegada por toda la trama urbana lionesa que forma red con el resto de convocatorias continentales similares y tiene su reflejo en el European Lab Camp simultáneo. De las Nuits Sonores al Sónar en julio, un mismo espíritu resuena contrario a los vientos electorales del miedo.

La tunecina Deena Abdelwahed es una de las 64 artistas y personalidades escogidas para este año 2019 dentro de la red We Are Europe, que une a ocho festivales parecidos del continente. Ella es nacida en África, aunque desde 2015 reside en Toulouse. Pero no ha olvidado sus orígenes ni las reivindicaciones procedentes de su país, como tampoco una doble condición de mujer y militante LGBT. Y lo hace a través de su música, que refleja muy bien su primer álbum Khonnar (InFiné, 2018) después de unos primeros temas en formatos más cortos y sus poco convencionales sesiones de dj. El sonido es oscuro, arisco, a contracorriente de las pistas de baile aunque no solo no las abandona sino que las hace avanzar. Y lo acompaña de su voz subterránea y con unas letras en árabe que no rehuyen ninguno de los malestares de estas dos civilizaciones que comparten el Mediterráneo. Ella se pregunta sobre su identidad y nosotros no vemos una aproximación exótica que busque una fusión para complacer las orejas sino un grito insumiso que hace remover ideas preconcebidas.

ARXIU | Deena Abdelwahed, amb una de les màscares que l'hi dissenya l'artista alemany Judas Companion
ARCHIVO | Deena Abdelwahed, con una de les máscaras que le diseña el artista alemán Judas Companion

“A la búsqueda de la música de club futurista árabe?”, como ella misma se pregunta en las presentaciones del disco y con una propuesta estética y de imagen que juega con las máscaras, Abdelwahed se encuentra en plena gira mundial para llevar al directo Khonnar. Y otro de los elementos poco conocidos es que su grabación la hizo en Barcelona, en los estudios de Edu Tarradas que cuando compone se hace llamar Clip!. De los nueve cortes que integran el álbum, todos son obra propia de la artista salvo Rabbouni en que la autoría es compartida con Tarradas y la letra y melodía con el egipcio Abdullah Miniawy. El mismo Tarradas, como Clip!, ha hecho una remezcla de Tawa, de donde ha salido este 2019 en InFiné el EP Tawa (remixes) y ya está preparado un segundo como Khomar remixes. Las colaboraciones de la tunecina pasan, por otra parte, por remezclas a su vez para el libanés Bachar Mar-Khalifé y temas conjuntos con la sueca Fever Ray. Actualmente, es residente como dj del club Concrete de París y la radio de los sonidos urbanos de Londres Rinse FM.

Una proyección internacional, en la línea de otras nuevas figuras del futurismo árabe como la egipcia Nadah El Shazly llegadas ambas a la treintena, que la hace ganar posiciones en los grandes festivales. La vimos  pinchar en 2016 en el Transmusicales de Rennes. Lo volvió a hacer hace un par de años en el Sónar. Y ahora ya ocupa escenarios y horarios más centrales. En las Nuits Sonores estará el miércoles, 29 de mayo, en las Anciens Usines Fagor-Brandt poco antes de la medianoche. Y en el Sónar de Barcelona, después de actuar el pasado marzo en el Sónar de Estambul, el 20 de julio en las inmensas naves de Montjuïc 2. Pero centrémonos, de momento, en la programación del festival lionés con otros artistas destacados como propuesta de recorrido durante seis intensos días.

3Phaz y SAMA’ (miércoles, 29 / viernes, 31; Anciens Usines Fagor-Brandt)

VICENÇ BATALLA | La palestina SAMA', en plena sesión en las Nuits Sonores
VICENÇ BATALLA | La palestina SAMA’, en plena sesión en las Nuits Sonores

En la misma línea norteafricana y futurista, justo después de Abdelwahed habrá la actuación del egipcio 3Phaz. Como impulsor del denominado post-shaabi, la música popular de las calles de El Cairo desde los años setenta alimentada de electrónica (también marhagan o jeel), sus actuaciones se hacen raras. Y es una ocasión para ver qué se extrae de la incorporación de toda la chatarra de máquinas a esta expresión tan genuina de las urbes árabes. Habrá ocasión de seguirlo a través de internet porque se retransmitirá como Boiler Room.

De Ramala, pero residente actualmente en París, la palestina SAMA’ (alias de Sama Abdulhadi) fue la primera en hacer sonar techno en los territorios ocupados cuando solo tenía trece años a la vez que bailaba breakdance. Errante entre Jordania, Cisjordania y Beirut, también ha sido seleccionada este año como activista cultural por We Are Europe. Mientras prepara su primer álbum, la inquieta Kamilya Jubran la ha integrado a su grupo interárabe Sodassi. Detrás de los platos, Sama combina sus oscuros ritmos centroeuropeos con la influencia de la dabka, el baile folclórico del Levante oriental.

Tony Allen & Jeff Mills y Nihiloxica (sábado, 1; Anciens Usines Fagor-Brandt)

VICENÇ BATALLA | Jeff Mills, en primer plano, y Tony Allen, al fondo con su batería
VICENÇ BATALLA | Jeff Mills, en primer plano, y Tony Allen, al fondo con su batería

No sé si hace falta presentar al célebre batería Tony Allen, inventor del afrobeat al lado de Fela Kuti. Desde que ha comenzado el siglo XXI, el nigeriano lleva una frenética actividad en solitario o con modernidades como Damon Albarn (The Good, The Bad & The Queen, que actúan en julio en las también lionesas Les Nuits de Fourvière). Camino de los ochenta años, ha grabado no hace mucho un álbum tomerrow comes the harvest (Blue Note, 2018) con uno de los referentes del techno de Detroit como es Jeff Mills. Aun reciente en nuestros altavoces, lo vienen a presentar en directo con esta hipnótica mezcla de percusión orgánica y digital.

Una simbiosis que también buscan los cuatro percusionistas ugandeses (a los tambores) y los dos británicos a la batería y los sintetizadores de Nihiloxica. Por el instante, cuentan con un EP del mismo nombre (Nyege Nyege Tapes, 2017) pero ya lo vimos reflejado en vivo en diciembre pasado en el Transmusicales y el efecto es chamánico y deslumbrante con momentos de clímax que hacen honor al apelativo afrotechno. Integrantes a su vez de la selección We Are Europe 2019.

Model 500, Richie Hawtin y Ectomorph (miércoles, 29 / viernes, 31; Anciens Usines Fagor-Brandt / viernes, 31; La Sucrière)

VICENÇ BATALLA | El canadiense Richie Hawtin y su directo CLOSER
VICENÇ BATALLA | El canadiense Richie Hawtin y su directo CLOSER

Y a quien también se le puede atribuir la paternidad del techno es al detroitino Juan Atkins. Desde 2008, ha recuperado su proyecto Model 500 rodeado de Mike Banks (Underground Resistance), DJ Skurge i Marc Taylor. Con quienes en 2015 publicó el álbum Digital solutions (Metroplex), que continúa en la senda de hacer cohabitar Kraftwerk con George Clinton como cuando a principios de los años ochenta inventaba un nuevo género que se ha extendido por todo el planeta. Una oportunidad de celebrarlo en directo.

De una generación más joven, pero testigo de esta escena de Detroit desde la fronteriza ciudad de Windsor, el canadiense Richie Hawtin aportó su dosis de minimalismo con discos de referencia a finales de los noventa y principios de 2000 como Closer (Novamute, 2003). Ahora ha decidido recuperarlo para convertirlo en un híbrido concierto-sesión, con imágenes inmersivas que ha bautizado CLOSER con mayúsculas y que en el Sónar del año pasado nos subyugó. Para acabarlo de redondear, el francés residente de las Nuits Sonores Laurent Garnier cerrará la noche detrás de los platos.

De la misma ciudad de Detroit, se podrá ver el directo analógico, modular y con multitud de Moogs del dúo Ectomorph (Brendan BMG Gillen-Erika Sherman) que menos conocidos son no obstante objeto de culto. Y de la vecina Chicago, están anunciados los Mutant Beat House que hacen evolucionar el género propio de la ciudad haciendo entrar miembros de los LCD Soundsystem. Como djs, se podrá disfrutar de los históricos del house con ramificaciones al jazz y el hip hop Glenn Underground y GE-OLOGY.

Bonobo, Kelly Lee Owens y Djrum (miércoles, 29; La Sucrière)

VICENÇ BATALLA | La escocesa Kelly Lee Owens en Le Sucre
VICENÇ BATALLA | La escocesa Kelly Lee Owens en Le Sucre

En esta edición, las Nuits Sonores vuelven a contar con cuatro artistas comisariados para las jornadas diurnas en La Sucrière. Y abre el baile el británico, ahora instalado en Los Ángeles, Bonobo. Como el resto de curadores, no hará directo pero en su caso sí que ha ido a buscar aquellos artistas que más bien representen su amplia paleta de intereses musicales: de la electrónica al jazz, pasando por los ritmos tribales. En este registro, se inscriben las y los djs Marysonacid (Berlín, African Acid Is The Future), Shanti Celeste (Chile-Bristol), Frankie Francis (Londres, Sofrito), Alexander Nut (Londres, Eglo Records) y el pionero Andrew Weatherall (Londres, Rotters Golf Club).

Para los conciertos, ha tenido el buen gusto de ir a buscar, por una parte, a la escocesa Kelly Lee Owens que con su primer álbum del mismo nombre (Smalltown Supersound, 2017) le otorga a la electrónica aquella dimensión pop de la que a veces adolece. Por otra, el inglés de origen hispano Djrum (Félix Manuel) que en su segundo álbum Portrait with firewood (R&S Records, 2018) confirma su exquisito tacto para los ritmos urbanos, el clasicismo y la aventura. Completan sus directos, el italiano enamorado de las percusiones africanas Clap! Clap! (Cristiano Crisci) y la saxofonista londinense Nubya Garcia de quien volveremos a hablar cuando nos refiramos a Shabaka Hutchings.

Peggy Gou, Nu Guinea y The Mauskovic Dance Band (jueves, 30; La Sucrière)

VICENÇ BATALLA | El italiano Clap! Clap! en la Esplanade de La Sucrière
VICENÇ BATALLA | El italiano Clap! Clap! en la Esplanade de La Sucrière

La surcoreana Peggy Gou se ha convertido en el fenómeno de la última temporada con su éxito It Makes you forget (Itgehane), que abre el EP Once (Ninja Tune, 2018). Residente en Berlín, aporta al house el cálido exotismo oriental. Su nombre estará presente en todos los grandes festivales de verano, del Primavera Sound al Sónar.

Su carta blanca en Lyon la ha aprovechado para invitar a tocar a los italianos instalados en la capital alemana Nu Guinea que en Nuova Napoli (NG Records) cantan todos sus temas de reminiscencias italo disco en napolitano. Anteriormente, habían hecho un disco de reinterpretaciones de Tony Allen y además están incluidos dentro del We Are Europe 2019. Los precederán en escena los también napolitanos Mystic Jungle (Periodica Records). Y los sucederán los holandeses The Mauskovic Dance Band, liderados por Nic Mauskovic que no es otro que el batería de Jacco Gardner y Altin Gün. O sea, entre la psicodelia occidental y oriental. Su banda se compone de cinco músicos y se sirve tanto de la cumbia como de bases digitales.

VICENÇ BATALLA | El inglés Ben UFO y la surcoreana Peggy Gou a los platos
VICENÇ BATALLA | El inglés Ben UFO y la surcoreana Peggy Gou a los platos

Como complemento a la jornada Peggy Gou, se podrá oír desde la cabina al israelí Roi Pérez (Berlín, Berghain), Ben UFO (Londres, Hessle Audio), Yu Su (Corea del Sur-Vancouver) y los ya mencionados GE-OLOGY y Glenn Underground.

Maceo Plex, C.A.R. y Radioactive Man (viernes, 31; La Sucrière)

Habitual en las tres últimas ediciones del festival, el cubano-estadounidense Maceo Plex (Eric Estonel) residente en Barcelona se erige en esta ocasión en programador de una de las jornadas. Aparte de los Ectomorph de quien hablamos en en un capítulo anterior, sus directos escogidos son la francesa C.A.R. y el inglés Radioactive Man. Chloé Raumet alias C.A.R. prosigue su trabajo de electrónica pop oscura con un segundo álbum Pinned (Ransom Note, 2018) ahora que se ha instalado en Londres, después de haberse dado a conocer en París con Kill The DJ. Keith Tenniswood, por su lado, adopta como Radioactive Man una actitud de devorador de todo tipo de variantes del techno detroitino y que factura para el sello Rotters Golf Club de Weatherall o Asking For Trouble (Luxuri sky garden, 2017).

Detrás de los platos, Eric Estornel resucita otro de sus pseudónimos Mariel Ito para su vertiente más electro o directamente el de Maceo Plex para su efectivo techno-house. Aunque su elevada productividad también lo ha llevado recientemente a sacar todo un conjunto de EP’s más endurecidos como Maetrik para su propio sello Ellum Audio (Mutant series, 2018). Lo acompañarán en la cabina el francés Madben (Astropolis), el australiano Jensen Interceptor (Lone Romantic), el norteamericano Danny Daze (Omnidisc), la barcelonesa Mars Levi (Ellum) y los ingleses Midland (Graced) y Joy Orbison (Hinge Finger).

Lena Willikens, Toulouse Low Trax y Marie Davidson (sábado 1; La Sucrière)

VICENÇ BATALLA | La alemana Lena Willikens, comisaria de la jornada, y el serbio Vladimir Ivkovic pinchando juntos
VICENÇ BATALLA | La alemana Lena Willikens, comisaria de la jornada, y el serbio Vladimir Ivkovic pinchando juntos

Activista también We Are Europe 2019, la alemana Lena Willikens toma en estos momentos el relevo del espíritu de Düsseldorf que vio nacer a Kraftwerk y D.A.F. desde su residencia en el Salon des Amateurs. Además, en 2015 publicó su primer álbum Phantom dellia en la discográfica Cómeme que el chileno Matías Aguayo tiene en Berlín. Por este motivo, ha programado como concierto al fundador hace quince años del Salon des Amateurs Detlef Weinrich que siguiendo con su francofilia titula su proyecto Toulouse Low Trax. A su vez estará actuando la montrealesa Marie Davidson, que el año pasado editó su estimulante tercer álbum en solitario Working class woman para Ninja Tune.

VICENÇ BATALLA | La canadiense Marie Davidson durante su actuación
VICENÇ BATALLA | La canadiense Marie Davidson durante su actuación

Y, durante esta jornada, habrá asimismo los directos de la italiana instalada en Londres Elena Colombi (radio NTS) y los ya citados Mutant Beat Dance. Por su parte, Willikens pinchará junto al serbio Vladimir Ivkovic que es residente a su vez en el Salon des Amateurs. Y, a su lado, se hallarán la alemana Nika Son (Hamburgo, Noctui), la francesa OKO DJ (Lyon, BFDM), el italiano Donato Dozzy (Tresor/Panorama Bar), los ingleses Batu (Timedance) y Philip Jondo (NTS/Salon des Amateurs) y el veterano holandés I+F (Viewlexx/MurderCapital).

James Blake y Chilly Gonzales (miércoles, 29; Anciens Usines Fagor-Brandt / martes, 28, Auditorium de Lyon)

VICENÇ BATALLA | James Blake sin sus teclados delante del micro
VICENÇ BATALLA | James Blake sin sus teclados delante del micro

Con el permiso del resto, el cabeza de cartel de esta edición a nuestro a entender es James Blake. A sus treinta años, es un de los nombres que define la década que se cierra y acaba de publicar su cuarto álbum Assume form (Polydor, 2019) con colaboraciones de la talla de André 3000, Travis Scott, Moses Summey o Rosalía. Es una de las figuras que mejor personifica las fronteras desdibujadas entre el circuito independiente y el comercial por su trabajo para Jay-Z, Beyoncé, Kendrick Lamar y Frank Ocean. Y ha creado un estilo propio llevando hacia el terreno del soul intimista los descubrimientos de los gruesos bajos del dubstep. Con la marca de los silencios entre nota y nota para digerir tanta gravedad. Además, en la medianoche del miércoles su concierto se alargará durante una hora y cuarto para que se pueda saborear un poco más su lirismo efervescente.

El otro cabeza de cartel es Chilly Gonzales, que ya ha agotado por esta razón todas las entradas del Auditorium de Lyon como concierto especial de apertura de las Nuits Sonores. Acudirá a interpretar su último álbum Solo piano III (Gentle Threat), donde emula a un Erik Satie. El canadiense, que vive entre Berlín y París, performer y megalómano, disfrutará para él solo de los 2.000 espectadores de capacidad que tiene este auditorio.

The Comet Is Coming y Nubya Garcia (miércoles, 29; Anciens Usines Fagor-Brandt / miércoles, 29; La Sucrière)

VICENÇ BATALLA | Shabaka Hutchings (The Comet Is Coming)
VICENÇ BATALLA | Shabaka Hutchings (The Comet Is Coming)

Y nuestro segundo cabeza de cartel, como digna primera parte de James Blake, es The Comet is Coming que tiene como alma mater al saxofonista Shabaka Hutchings. Epicentro de la nueva escena jazzística de Londres, aunque sus influencias y práctica sobrepasen las estrechas miradas del purista mundo del jazz, el británico originario de las Barbados demuestra con sus proyectos The Comet Is Coming, Sons Of Kemet (imprescindible Your queen is a reptile; Impulse!, 2018) y Shabaka And The Ancestrors que estos sonidos no están muertos sino que esperaban a alguien como él para que les volviera a dar vida mediante estas invocaciones a la música de sus antepasados y su proyección hacia dimensiones cósmicas. Y, si no, escuchen su última entrega Trust in the life force of the deep mistery (Impulse!, 2019) de The Comet is Coming. Una auténtica máquina de groove juntamente con el pianista Dan Leavers y el batería Max Hallett. Imperdonable perdérselos.

En la misma línea y circuito londinense, está el concierto de Nubya Garcia que programa durante la jornada diurna Bonobo. De origen e influencia caribeña, Nubya integra esta nueva galaxia entre diferentes géneros como da fe su primer álbum Nuby’as 5ive (Jazz Re:freshed, 2017).

Jon Hopkins, Nitzer Ebb y Curses (miércoles, 29 / divendres, 31; Anciens Usines Fagor-Brandt)

VICENÇ BATALLA | El dúo neoyorquino Curses entre EBM y guitarras
VICENÇ BATALLA | El dúo neoyorquino Curses entre EBM y guitarras

Una transición perfecta después de James Blake es el directo del también inglés Jon Hopkins que, llegado a una cierta madurez porque está a punto de cumplir los cuarenta, se ha revelado de una gran exquisitez entre ambient y electrónica de baile. Lo prueban sus dos últimos álbumes para Domino:  Inmunity (2013) y Singularity (2018). Una de las mejores bandas sonoras asimismo de la década. No en vano, en 2017 fue uno de los comisarios de las jornadas diurnas.

Representantes del Electro Body Music (EBM) de los ochenta en las islas británicas de Tatcher, el tributo histórico este año corresponde a los Nitzer Ebb. El cantante Douglas McCarthy y el teclista y percusionista Bon Harris regresaron en 2009 con el álbum Industrial complex (Major Records) que estaba muy por debajo de lo que habían demostrado. Pero únicamente por escuchar su proclama Join in the chant vale la pena verlos en vivo.

Como discípulos de toda esta escena europea de ritmos marciales entre los ochenta y los noventa, los neoyorquinos residentes en Berlín Curses editaron el año pasado su primer álbum Romantic fiction para el sello de Jennifer Cardini Dischi Antunno. Y no es por casualidad que actúen justo antes.

Lorenzo Senni y J-Zbel (miércoles, 29; Anciens Usines Fagor-Brandt)

VICENÇ BATALLA | Lorenzo Senni y su revisión de las raves
VICENÇ BATALLA | Lorenzo Senni y su revisión de las raves

Exponente del reciclaje de los sonidos del tan menospreciado trance de los noventa para actualizarlo y hacer de él toda una reflexión teórica, el italiano Lorenzo Senni persevera en este camino ahora que ha sido escogido por la prestigiosa discográfica Warp. Desde 2016 no para de publicar EP’s para el sello. Será interesante comprobarlo en directo.

La misma noche y en el mismo escenario en un horario estelar, es el turno del trío lionés J-Zbel que siguen manteniendo su anonimato pese a haber sido seleccionados también como artistas We Are Europe 2019. Desde hace cuatro años, sus EP’s cargados de techno impuro aparecen en vinilo en la discográfica local Brothers From Differents Mothers (BFDM). El otro proyecto lionés en concierto es el de Abschaum, de Chris Poincelot, que explora la vía abierta por el krautrock germánico.

Otra vez desde Düsseldorf, Dj Normal 4 & Jan Schulte preparan su primer directo a partir del añorado sonido de las raves y ritmos tropicales.

Desde Hamburgo, es una fanfarria MEUTE quien se encarga de transformar los himnos para la pista en versiones de banda de viento, metales y percusión. Mientras que, desde Bruselas, se tendrá la oportunidad de descubrir el pop sintético de SKY HA1 y la electrónica mutante de Maoupa Mazzocchetti.

Charlotte Gainsbourg y Flavien Berger (sábado, 1; Anciens Usines Fagor-Brandt)

VICENÇ BATALLA | Flavien Berger, rodeado de sus cuatro robots fantasma
VICENÇ BATALLA | Flavien Berger, rodeado de sus cuatro robots fantasma

Y, para recordar que nos encontramos en un festival francés, dos figuras que continúan situando la chanson en terrenos fértiles para que siga irradiando al resto del mundo. Por una parte, Charlotte Gainsbourg que con el tiempo se ha ganado por méritos propios el reconocimiento como actriz camaleónica y ahora también de personaje musical independientemente de sus apellidos. El álbum Rest (Because, 2017), con composiciones de Guy-Manuel de Homen-Christo (Daft Punk), Paul McCartney y Conan Mockasin, producción de SebastiAn y letras suyas, es un buen ejemplo. Y de su banda en directo, como vimos el año pasado en el We Love Green parisino, se desprende una gran emoción.

Por otra y en un registro asimismo muy personal y autoirónico, destaca el más joven Flavien Berger que reescribe los códigos del pop y la electrónica a la francesa. En 2017 mismo, editó el doble álbum Leviathan (Pan European) que generó los elogios de la crítica especializada. En este caso, su transposición en escena la hace rodeado de “tres robots fantasma” como él mismo califica a sus máquinas.

VICENÇ BATALLA | Charlotte Gainsbourg, entre sus músicos por la gira Rest
VICENÇ BATALLA | Charlotte Gainsbourg, entre sus músicos por la gira Rest

Entremedio, la pareja Nova Materia formada per la francesa Caroline Chaspoul y el chileno Eduardo Henriquez una vez retornados de su aventura Pánico en el país sudamericano, ofrecen otra de las versiones locales. Combinando instrumentos clásicos y otros que se fabrican con objetos metálicos, buscan prolongar la experiencia de las canciones de su disco It comes (Crammed, 2018) para hacerla todavía más intensa.

Aun hay una veintena más de sesiones de dj, algunos de renombre, en la programación oficial. Pero dejamos que cada uno lo pueda descubrir por su cuenta.

Femi Kuti, Rival Consoles y Efrim Manuel Meneck (Le Circuit) (jueves, 30)

El jueves por la noche, como es tradicional, la oferta nocturna se reparte entre las diferentes salas de la ciudad, que efectúan su propio cartel alineándose con el espíritu del festival. Es como un off coordinado de las Nuits Sonores. En esta edición, son trece los espacios que programan actuaciones y sesiones de dj a cambio solo de cinco euros la etapa: Ambassade Club, Groom, Les Halles du Faubourg & Marché Gare, Le Lavoir Public, Mac X Encore, La Maison Mère, Ninkasi Gerland, L’Opéra Underground, Le Périscope, Le Petit Salon, Le Sonic, Le Terminal, Le Transbordeur.

VICENÇ BATALLA | Efrim Menuck con Kevin Doria, en primer plano, en Lyon
VICENÇ BATALLA | Efrim Menuck con Kevin Doria, en primer plano, en Lyon

Destaca entre esta toda esta programación el encuentro entre Femi Kuti, el hijo grande de Fela, y el combo sudafricano BCUC en el subterráneo de la Ópera de Lyon. También Efrim Manuel Menuck, fundador de los quebequeses Godspeed You! Black Emperor en Les Halles du Faubourg. Por su parte, el Ninkasi Gerland cuenta con los estadounidenses de Sub Pop Hot Snake y los coreanos DTSQ. Le Périscope, en su caso, trae dos bandas de la estimulante escena experimental noruega: Moon Relay y Christian  Wallumrød & Kim Myhr. Y la péniche del Sonic aporta desde Atenas al viajero Qual.

En una línea directamente más electrónica, el Transbordeur tiene como mayor reclamo el concierto del británico Rival Consoles que se mueve entre la pista de baile y los sonidos planeadores aptos para bandas sonoras imaginarias. Lo acompañan los alemanes Die Wilde Jagd, los japoneses Kikagaku Moyo y los francesds Zombie Zombie. Y en el Terminal, el veterano François X protagonizará una sesión hasta altas horas de la madrugada.

Jacco Gardner y Vitalic (Le Sucre / La Sucrière)

(29 de mayo- 2 de junio)

La actividad sin embargo no se detiene tampoco en el club Le Sucre, la terraza de La Sucrière abierta todo el año. Cada noche del festival, hay madrugada temática. El miércoles, seis horas de techno-house a los platos del norteamericano Seth Troxler. El jueves, una fiesta de la radio alpina Radio Meuh con el atractivo concierto de los holandeses Jaco Gardner y Nico Mauscovic (Bruxas). El viernes, son cuatro djs belgas quienes desembarcan como Brussels Takeover. Y el sábado es el turno para los activistas locales de Intérieur Queer, con la actuación del francés Vitalic con la voz alemana de Rebeka Warrior como Kompromat.

El mismo Vitalic reincide el domingo por la tarde en La Sucrière para una Closing Party, donde está previsto un directo de su proyecto más contundente DIMA. Será en la escena 1930 y dentro de una programación que se esparce tanto por el Sucre como por la explanada delante del gran edificio como habrá sido el caso para los curadores del festival oficial. Sobresalen en el Sucre las sesiones internacionales de Octo Acta, Avalon Emerson y la liverpuliana Or:la, que también forma parte de la selección We Are Europe 2019. Y, en la explanada, siete horas ininterrumpidas desde la cabina del inglés Daniel Avery.

Paralelamente, la llamada Villa Schweppes en el restaurante La Piscine, en La Guillotière, prevé dos jornadas monográficas gratuitas de mediodía a medianoche el jueves y el viernes frente a las aguas del Ródano: Pardonnez-nous con cinco djs; y Boudin Room con Simon Bomans. Y, en la gran plaza Charles de Gaulle del Auditorium, se recupera el participativo A Street With que invita a colectivos lioneses a dar a conocer a artistas locales. En esta ocasión, el jueves y el viernes la selección corre a cargo de Sentiments y Patchorks. 

Y, si alguien aun no tiene suficiente, el Extra! engloba una treintena de otras propuestas organizadas por asociaciones y entidades de Lyon y alrededores. Todo es gratuito, mayoritariamente en la calle, entre el 25 de mayo y el 2 de junio, e incluso con paseos musicales en barco.

Por si acaso, las familias con chicos también disponen del Mini Sonore (4-12 años), que en esta edición se ubica en los terrenos de La Station Mue de Confluence. Talleres, radio con los pequeños, desfiles de moda infantil y conciertos adaptados a las orejas de los más pequeños.

Dorian Concept y Jerusalem In My Heart (European Lab Camp)

(30 de mayo-2 de junio)

VICENÇ BATALLA | El colectivo holandés Are We Europe, con el italiano Giuseppe Porcaro de invitado en el European Lab Camp
VICENÇ BATALLA | El colectivo holandés Are We Europe, con el italiano Giuseppe Porcaro de invitado en el European Lab Camp

Toda esta frenética actividad tiene como contrapunto la novena edición en Lyon del European Lab, impulsado asimismo por Arty Farty, para fomentar el debate entre artistas y activistas. Y que ya se ha extendido por todo el continente con otras antenas en París y Bruselas y, este año, a su vez tendrá paradas en la ciudad rumana de Cluj-Napoca y Madrid.

En Lyon, la novedad en esta edición del 30 de mayo al 2 de junio es que se celebra en los nuevos locales de Arty Farty en Confluence, donde se desarrolla un ambicioso proyecto de incubador para empresas emergentes y culturales. Se trata del H7, que en su dimensión de creación y comunicación se llama Hôtel71, donde estaba la antigua Halle Girard y que fue escenario durante unos años de las Nuits Sonores. El objetivo se inscribe en la lógica que ha inspirado al festival desde el primer día de efectuar acciones efímeras en espacios urbanos en desuso o transformación para imaginar la ciudad de mañana.

Los tres días de discusiones del ahora rebautizado European Lab Camp, con entrada gratuita, están llenos de creadores, investigadores, periodistas, promotores y activistas de todo tipo bajo el lema Europa: el día después. De hecho, los debates se producirán justo 72 horas después de la celebración de las elecciones europeas del 26 de mayo. Depende de cuáles sean los resultados, también nos podremos consolar musicalmente con las actuaciones que cerrarán cada jornada. Entre ellas, el jueves la del austríaco  y asimismo We Are Europe 2019 Dorian Concept (Ninja Tune) y el viernes la de los quebequeses Jerusalem In My Heart (Constellation) con una fiesta de clausura el domingo.