Mathilde Mottier/François Vila: “¡Tenemos muchos francófonos, pero una mayoría de francófilos!

TYPHAINE MAUGET | Mathilde Mottier y François Vila, fundadores y directores del Festival Oui! junto al cartel 2020 obra de Oscar Llobet
TYPHAINE MAUGET | Mathilde Mottier y François Vila, fundadores y directores del Festival Oui! junto al cartel 2020 obra de Oscar Llobet

VICENÇ BATALLA. Los promotores de artes escénicas Mathilde Mottier y François Vila son los responsables desde hace cuatro años de la aventura del Festival Oui! de teatro francés en Barcelona. Incluso hubo una edición de teatro catalán en París del festival. Desde 2017 esta experiencia, que cuenta como puntos de anclaje al Institut del Teatre y el Instituto Francés de Barcelona pero se ha extendido por otras salas y espacios de la ciudad, ha contribuido a hacer conocer compañías del otro lado de los Pirineos. Y ahora da también sus frutos con intercambios entre compañías de ambos países. Esta nueva edición (4-16 de febrero) gira en torno a las migraciones con varias piezas sobre la temática, aunque se abre a otras problemáticas y sensibilidades y se dirige a su vez a un público infantil. En otro artículo, explicamos la programación con todos los detalles. Pero estas son las respuestas de Mottier y Vila a nuestras preguntas para comprender mejor la iniciativa.

¿Se puede afirmar que la emigración es el hilo conductor de esta cuarta edición del festival? ¿Cuáles son los otros elementos que cabe destacar de la selección?

Mathilde Mottier: “Más que un hilo conductor, disponemos de dos obras que se responden mutuamente sobre el mismo tema de la inmigración. ‘Gibraltar’ nació del deseo de dos actores de Burkina Faso de explicar la necesidad de irse, pero también de la esperanza del retorno. Esta pieza está escrita a partir de una historia real. ‘Mon livre de la jungle (My Calais story)’ la ha concebido Céline Brunelle de su propia experiencia e implicación con los migrantes. Su pieza permite poner rostros, nombres, historias a los numerosos migrantes que, antes que todo, son seres humanos más allá de las estadísticas en los medios de comunicación donde solo contabilizan como víctimas. Pero si hay que encontrar un vínculo entre todas las obras presentes, este sería el recorrido de seres humanos confrontados a la vida”.

François Vila: “¡Nos gustaría destacar todas las obras, sino no las hubiéramos escogido! Nos gusta mucho la escritura de Alexandra Badea. Con ‘Je ne marcherai plus dans les traces de tes pas’ se sigue adentrando en temas que interrogan nuestra sociedad. Podríamos decir la misma cosa de ‘Bonnes ondes’, de Auriane Abécassis, y ‘Je vole…et le reste je le dirai aux ombres’, de Jean-Christophe Dollé, y evidentemente de Laurent Gaudé de quien presentamos ‘Onysos le furieux’ y es el autor más conocido para el gran público de esta edición”.

¿Las compañías han presentado antes estas obras en Cataluña o España?

MM: “Nuestra selección se guía por autores contemporáneos cuyas obras son inéditas en la Península y que deseamos contribuir a hacer descubrir. Por ello, la calidad de la interpretación es importante. En general, hay menos compañías de teatro francesas que de circo y danza que atraviesan los Pirineos”.

¿Cuál es la diferencia entre vuestra programación o la de otras salas barcelonesas o el Festival Grec respecto al teatro francófono?

FV: “Primero de todo, los medios de producción y el acceso a las salas no son los mismos que los nuestros. En Barcelona se programan duraciones a menudo más largas. El Festival Grec es la vitrina de prestigio cultural de la ciudad de Barcelona, que dispone de medios consecuentes para sus objetivos. Nosotros tenemos muy buenas relaciones con el Grec y apreciamos la calidad de la programación. La singularidad de nuestra manifestación es dar relieve a la escritura contemporánea y al descubrimiento de artistas emergentes a través del vector de la lengua francesa”.

¿Hay otros festivales en Francia que pueden servir de referencia como el Off del Festival de Aviñón?

FV: “Conocemos muy bien el Off (yo incluso he sido miembro del consejo de administración durante cinco años). Hay que tener en cuenta que el Off es una coordinación de espectáculos en que cada compañía se hace cargo de la producción financiera. Nos gusta ir porque siempre es un lugar de descubrimientos para el público y los profesionales. Pocos lo saben, pero Bernard-Marie Koltès debutó allí a la vez como autor y como director. El actual director del In, Olivier Py, ha presentado numerosos espectáculos”.

MM: “En general, descubrimos las obras en lectura antes que se monten o en preparación en residencies pero algunas las vemos por primera vez en el festival Off. Y otras obras que programamos se presenten inmediatamente después en el Off. Este año, será el caso de ‘Je ne marcherai plus dans les traces de tes pas’. En el Festival Oui! escogemos las piezas y pagamos a los actores y técnicos”.

¿Cuál ha sido hasta ahora la recepción del público catalán del festival? ¿Llegáis a una comunidad más allá del circuito francófono?

FV: “Desde el origen, nuestro deseo ha sido hacer un festival que podamos compartir con los barceloneses. Por eso, desde el principio hemos subtitulado las obras pese a que suponga un coste importante en nuestro presupuesto. Uno de los ejes es la sensibilización del público que aprende el francés, y que es fiel al festival. Este año, iremos a presentar ‘Gibraltar’ al Círcol de Badalona gracias a los profesores de l’Escola Oficial d’Idiomes (EOI). ¡Tenemos muchos francófonos, pero una mayoría de francófilos!”.

¿Qué tipos de intercambios con la escena teatral catalana ya habéis establecido durante todo este tiempo? ¿La programación paralela Km0 responde a esta voluntad de implicar a director·e·a·s, compañías y traductor·e·a·s hacia la escena francesa y a la inversa?

MM: “Antes incluso de empezar el festival, nos encontramos con muchos actores importantes de la escena teatral de Barcelona: la Sala Beckett, el Lliure, el TNC Teatre Nacional de Catalunya, el Festival Grec, el Almeria, el Atrium, el Espai Brossa… El hecho de crear Km0 nos permite hacer el enlace con las salas que programan autores francófonos. Este año, el Teatre Biblioteca de Catalunya programa ‘Juste la fin du monde’ de Jean-Luc Lagarce’ en catalán, con dirección de Oriol Broggi. Y efectuamos un encuentro con el traductor de la obra Ramon Vila. La Akadèmia Teatre programa ‘Pour un oui ou pour un non’, de Nathalie Sarraute, con dirección de Elena Fortuny. Isabelle Bres, que actuará en catalán, nos propone una lectura de la pieza en francés”.

¿Cuáles son los futuros proyectos para continuar consolidando esta cita?

FV: “Deseamos continuar dando a conocer obras francófonas para que sean producidas en catalán y castellano, como hemos podido hacerlo con ‘Pompier(s)’, de Jean-Benoit Patricot. La presentamos en francés en 2017 y se ha convertido en ‘Bomber(S)’ en la Akadèmia Teatre antes de que saliera de gira. Así como ‘La magie lente’, de Denis Lachaud, que programamos en 2019 y será adaptada en 2020 por Dau al Sec en catalán”.