‘Stop War Prayer 2022’, una plegaria sónica

VICENÇ BATALLA. No porque desgraciadamente no haya siempre guerras, pero la de Ucrania es la que se asemeja más a una Tercera Guerra Mundial, al menos para Europa pero también para el resto del mundo que sufre el incremento de los precios de la energía y la falta de suministro de alimentos básicos. Por eso, los artistas no pueden sentirse al margen de la situación. En primera línea, los ucranianos aunque también los rusos que se han tenido que exiliar para no hacer de correa de transmisión de la propaganda oficial de Putin. Y, en este sentido,  Kirill Serebrennikov es representativo de esta diáspora, rodeado por la censura del régimen de Moscú y la cultura de la cancelación de los activistas más antirrusos.

Serebrennikov abrió este 2022 la competición del Festival de Cannes, con La esposa de Chaikovski (estreno en Francia el próximo 15 de febrero) y, después, el Festival de Aviñón en el Patio de Honor del Palacio de los Papas, con su versión psicodélica de El monje negro de Chéjov. La foto que ilustra esta playlist de las canciones del año la tomamos en los saludos del final de la obra con la inequívoca declaración Stop War proyectada sobre la pared del palacio por parte del director, en nombre del teatro Thalia de Hamburgo, donde trabaja ahora y que hace eco a su compañía del Centro Gogol moscovita perseguida judicialmente durante años.

VICENÇ BATALLA | Saludo final de <em>El monje negro</em> en el Festival de Aviñón, el 7 de julio de 2022, con la llamada a parar la guerra en Ucrania de los actores, cantantes y bailarines del Thalia Theater de Hamburgo
VICENÇ BATALLA | Saludo final de El monje negro en el Festival de Aviñón, el 7 de julio de 2022, con la llamada a parar la guerra en Ucrania de los actores, cantantes y bailarines del Thalia Theater de Hamburgo

Sin que tenga una relación directa, hemos querido abrir este resumen sonoro con el tema que comienza el tercer álbum de los  dublineses Fontaines D.C., ahora emigrados a Londres y que lo titulan en gaélico In ár gCroíthe go deo (En nuestros corzones para siempre jamás). Es para el grupo una manera de recordar sus orígenes, a partir de una historia real de una irlandesa que cuando murió hace un par de años en Coventry la iglesia anglicana no dejó poner a su familia esta inscripción en su tumba. Cerramos el recopilatorio con otra canción, I Love  You, del mismo álbum Skinty Fía (La condena del ciervo), que es otra poética carta de amor a su país y a la vez sobre las atrocidades que se han vivido durante décadas allí.

La presente plegaria sónica intenta contrarrestar con palabras como estas un mundo cruel, cínico y devorador para que no nos olvidemos que también existe la belleza. Con dos horas y cuarto no aparecen todos los temas que nos han gustado y, como siempre, se han quedado fuera referencias a álbumes que merecen la pena. Con la ayuda habitual de las cabeceras Rockdelux, Les Inrockuptibles y The Wire, aquí va una lista no exhaustiva de los que también hubieran podido entrar en la playlist: Caroline (Caroline), Warm Chris (Aldous Harding), SICK! (Earl Sweatshirt), Nothing to declare (700 Bliss), LP.8 (Kelly Lee Owens), Hideous Bastard (Oliver Sim), God’s Country (Chat Pile), Hellfire (Black Midi), Nymph (Shygirl), Multitude (Stromae), YTILAER (Bill Callahan), ¡Ay! (Lucrecia Dalt), Un verano sin ti (Bad Bunny), Stumpwork (Dry Cleaning), Plonk (Huerco S.), (watch my moves) (Kurt Vile), Untitled (God) (SAULT), Cruel Country (Wilco), Tres golpes (Perrate), Mundos inmóviles derrumbándose (Nacho Vegas), Jo Jo Bobo (Hidrogenesse), Prypiat (Marina Herlop), Hex (Toundra), Architecture of Friendship (Santiago Latorre), No me miréis (Marinita Precaria), Flamenco. Mausoleo de celebración, amor y muerte (Niño de Elche), Segona florada (Pau Riba)…

 

Impactos: 22